Lamentos dulces en el Palacio. Vuelve la esperanza (Covirán Granada 84-95 Cazoo Baskonia)

La de hoy fue una de las noches mágicas de la temporada para un novel en ACB como Granada. Baskonia visitó el Palacio de los Deportes de Granada. Uno de los equipos más en forma de Europa se enfrentaría al mermado Covirán ante los ojos de 5270 espectadores reunidos para celebrar el Año Nuevo.


Los cinco de Pin y de Peñarroya tuvieron un frente a frente muy igualado a lo largo del primer cuarto (20-25), cerrado con dulce final para los visitantes triple de Markus Howard mediante. Las dos personales de Steven Enoch fueron clave para el dominio en la pintura de un Petit Niang inspirado en el rebote ofensivo.

El segundo parcial tuvo el mismo dueño que el final del primero: Markus Howard, que parece no haber perdido ritmo de competición en su corta baja por lesión. Los primeros minutos de este segundo cuarto fueron muy competitivos por parte de Covirán, aunque en parte opacados por un parcial de 7-2 a cargo de Howard, Costello y Sedekerskis. Sensación de igualdad al descanso (38-41) tras un cuarto que ganaron los locales de dos.

Entretiempo en el Palacio con lanzamiento solidario de peluches a la cancha para que ningún niño se quede sin juguete en la visita de los Reyes Magos. Momento mágico de espíritu navideño en Granada.

La vuelta de los vestuarios mantuvo la tónica del final del segundo, con Howard liderando a cuestas a un Baskonia que resistía el empuje de Covirán. La segunda mitad de este tercer parcial, sin embargo, terminó de romper el encuentro. Exhibición magistral de Markus Howard que llegó a poner el +13 con un triple complicado. Marchamos a los últimos 10 minutos de partido con sensación de partido cerrado para el enrachado Baskonia de Peñarroya y Howard.

Último cuarto que arranca en el Palacio con el ambiente esperanzador aportado por los 5000 silbatos y 5000 bombos presentes. Presión y empuje para rivales y aliados. Un buen parcial llegó a poner en solamente diez puntos la brecha entre ambos equipos.

Recta final polémica entre Granada y Baskonia, con decisiones polémicas favorables a Baskonia, por las cuales la afición local decidió castigar los tímpanos de los colegiados. Un triple de Christian Díaz recortó la distancia a siete puntos con un minuto restante, generando el gusanillo del «y si sí» en un equipo que parecía desalmado hasta unos minutos antes del arranque del partido.

Más nubarrones para el final del encuentro con más protagonismo para los árbitros. El Palacio fue una olla a presión para Costello en la línea de tiros libres. Triple sobre la bocina de Matt Costello con el partido ya ganado puso el definitvo +11 para Baskonia.

Joan Peñarroya, poco satisfecho más allá de la victoria.

Contentos con la victoria, por supuesto. Pero no podemos estar contentos con el juego mostrado hoy. Hemos tenido un rival que nos ha puesto en problemas. Nos hemos equivocado cuando hemos jugado poco colectivo en ataque. Buena victoria hoy, y a seguir.

Se nos llena la boca con lo de que utilizamos el equipo mucho, y que rotamos. Pero cuando luego juegan cinco de Baskonia nos quejamos. Otros días no me hacéis esta pregunta. Creo en esto, 11 partidos en el mes de enero. Es mi estilo.

Hay que darle valor a estar en copa. En años anteriores ha costado mucho estar. Pero tampoco excesivo. Baskonia tiene aspiraciones mayores que jugar la Copa. Cuando llegue febrero el objetivo será llegar lo más lejos posible.

Pablo Pin, y el balance de una derrota bonita.

El partido ha tenido un nivel del primer cuarto muy bien. Hemos sufrido en situaciones de bloqueo directo. Esa energía que nos ha dado el quinteto; jugadores como Pere Tomás, que hacen trabajo sucio y trabajan mucho, han marcado muy bien el camino para el banquillo.

Nos fuimos al descanso con buenas sensaciones. Hablamos en el descanso que el Baskonia subiría el nivel. Lo hicimos muy bien, pero llegó un punto en el que perdimos el rebote. Contra un equipo de primer nivel, líder de Euroliga, no se puede.

Es de los partidos que construyen. Que te hacen mejores, que te hacen mejorar. Me voy muy orgulloso. Causa del trabajo que hacen. Es lo que necesitamos. Seguir creciendo, seguir creyendo, seguir siendo competitivos.

Perder no le gusta a nadie. Cuando entran al vestuario entran serios. Uno de mis mensajes que me gusta decirles es que no miren al suelo. Hoy no he visto a nadie mirando al suelo. Creen en lo que hacemos. Están jodidos, porque hemos perdidos, pero están satisfechos del esfuerzo que han hecho.

Hemos perdido la atención en un par de jugadas. Es cuestión de continuidad y concentración en el juego. Hemos jugado genial pero tenemos que mejorar.

Jugar en ACB te da el placer de jugar contra este tipo de jugadores, de equipos y de entrenadores. Esto que nos ha hecho a nosotros se lo hizo el otro día al Madrid. No es algo que le pase al Covirán Granada.

Petit es un jugador más para 20 minutos que para 30. Sube, baja, corre, pone bloqueos. Esa intensidad, para mantenerla, no puede jugar tantos. Cuando juega tanto sacrifica esfuerzos y se nota. Cuando lleguen refuerzos le harán mejor, y él hará que el nuevo se esfuerce al máximo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: